Extremadura, un paraíso ecológico, donde las distintas especies ganaderas y la fauna silvestre conviven en perfecta armonía. Considerada la mejor zona para la cría del cerdo ibérico, es el espacio natural con la mayor extensión de dehesa arbolada (encinas y alcornoques) y con la mayor y mejor cabaña de cerdos ibéricos.

 

El cerdo ibérico ha formado parte del paisaje de Extremadura desde la más remota antigüedad, una tradición mantenida desde los tiempos de los romanos, la raza se ha conservado y se ha ido mejorando, y gracias a su metabolismo es capaz de transformar los pastos y las bellotas de los que se alimentan en unos de los productos naturales más sanos y exquisitos : el jamón ibérico de bellota, un manjar gastronómico, uno de los máximos exponentes del saber hacer , de la tradición y de la alegría de vivir

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar